jueves, 26 de septiembre de 2013

Zeil capitulo 5

     El sol se eleva por el este, pero es una luz palida que me hace desconfiar, en que si salgo fuera voy a tener que usar mi espada. Pero eso ya pasó.

    
     -Zeil- Dice el niño aun medio atontado- ¿tu crees en los dragones?

     -No- contesto rotundo- creer que los dragones existen es de crios.

     Kenta se calla, despertamos a Xana, que rapidamente me abraza y la llevo en brazos, y bajamos a desayunar lo unico q hay: ¡cecina seca! No surge combersacion, miro a los dos, y si que son clavados, ambos son de ojos grises y pelo castaño y ondulado, aunq ella tiene el pelo larguisimo y atado en una tranza. Los dos me miran con gran interes, haber dentro de poco seré el rey, pero molesta que te miren todo el tiempo.

     -Zeil- me llama Xana- ¿porque eres tan rarito?

    -¿Rarito?- contesto de malas maneras -¿como se te ocurre llamarme rarito?

    
     -Bueno....-responde timida- no es muy normal tener los ojos lilas, ni una trenza... ¿llevar trenzas no es de niñas?

     -Perdona niña- respondo enfadado, me pone de los nervios que una cria me de clases de lo que esta bien y no- llevo una trenza en el lado derecho porque eso significa que soy principe y dentro de poco rey. Y mis ojos son malvas porque.... bueno, en eso no estoy seguro....

    
     -Yo si que lo se- interrumpe kenta- cuenta la lellenda que un dia, las tres luces aparecieron en el cielo, rompiendo la orcuridad mas profunda y malvada, y una de esas luces era malva. Y de hay que tus ojos sean de ese color tan particular.

     -No entienedo- este crio alucina, no se que tengo que ver yo con una luz, ni nada por el estilo.

    Ago que acaben rápido para poder partir de este lugar tan desagradable. Cojo provisiones suficientes para dos jornadas, y algo mas por si a los crios les entra el hambre por el camino. Saco la moto y subo a Xana, pero... ¿donde se metio el otro? Es un rollo tener que hacer de niñera, es mas facil tener que dirijir todo un ejercito que tener que controlar a dos niños.

     Le busco por toda la casa, es dificil de encontrar; escucho a kenta toser, voy tras el sonido y me lleva al bajo-cubierta de la casa. Esta sentado en el suelo, con un libro no muy grande en la mano y pasando las ojas cuidadosamente.

    -Este es el unico legado de mis padres, murió a manos de unos tipos del primer gobierno- cuando dice eso, el corazon se me congela- vi como a mi padre le attrabesaban una espada de sierra. -Empieza a llorar, y la verdad, a mi tambiene toca la fibra sensible, se lo que se siente al ver a tus padres morir entre tus manos.- Mi padre me dio esto, y me dijo que cuando encontrara a.... 

    Nos sobresaltamos al escuchar un poderoso disparo...

    -Coge el libro, devemos de irnos.

    Salimos rapido de la casa, subo a la moto. Coloco a Xana delante mia para que no le pase nada y a Kenta detras. Arranco el moto, los dos me abrazan con fuerza.

   

    Rapidamente dejamos atras la casa, por estas calles acelero a tope, me buelben a llorar los ojos de la velocidad. Recuerdo que cuando era pequeño, vije a oriente para perfeccionar mis abilidades, alli conoci a mis dos mejores amigos... pero no consigo recordar nada d ellos..
teniamos un maestro un poco raro, o por lo menos a mi me lo parecía, nos obligaba a llamarlo.... bueno, no me acuerdo.  pero yo siempre lo llamaba por su nombre...  ¿cual era? pero un dia cambio toda mi vida... aun lo recuerdo todo, tenerlos entre mis manos y no poder hacer nada...

    -¡¡¡Zeil!!!- grita kenta-¡¡¡¡¡¡¡ CUIDADO!!!!!!!!

    Buelbo de mis pensamientos, delante aparecen otras motos militares del primer gobierno ¿que aran aqui? Acelero aun mas; les dejo atras, pero lanzan unos misiles a una casa, que me hace derrapar, los dos niños gritan y se agarran a mi con mucha fuerza. Por suerte evito que nos caigamos. Me bajo de la moto y desembaino mi espada.

    -¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿Que haceis?????!!!!!- grito -¡¡¡¡ soy el principe Zeil !!!!

     Se bajan de la moto y se acercan a mi con las pistolas de luz y espadas. Me pongo en posicion de ataque.

    -Tenemos ordenes de mataros.

   -¿En serio pensais que unos soldados de rastreo puede matar al General del egercito? Sois idiotas.

     Disparan, pero no consiguen darme, me muevo rapido, me acerco y empiezo a atacarles con rabia, aunq realmente me estoy dibertiendo un rato con estos novatos. Me alejo un momento, intenta dispararme, pero no lo consinguen. Me hacerco y se doy dos cortes en las piernas.

    - Voy a ser considerado con vosotros - comento- no os voy a matar.

    -¡¡¡¡Zeil!!!!- me llama kenta

    Alejo las armas de los soldados para que no las puedan coger. Corro junto kenta, y veo que Xana esta en el suelo y desangrandose por culpa d un disparo, la pobre niña esta gritando de dolor, busco alguna solucion, pero no tiene. Kenta me esta suplicando que la ayude, pero yo... ni nadie puede ayudarla. Esta retorciendose de dolor y haciendo un charco de sangre debajo sulla. Lo unico que puedo hacerle es clabarle un cuchillo en en pecho y que no sufra mas.....

     -Kenta...- digo triste- tapate los ojos y no me odies por esto....

    Cojo un cuchillo, trago saliba, y le clavo el cuchillo en el corazon. Ya no respira, le cierro los ojos. Kenta la mira, me pega una patada y sale corrieendo, pero al ver a los soldados buelbe a mi.

     - Lo siento kenta- le comento- pero no habia solucion y estaba sufriendo.

   No me responde. Cojo en brazos  al cuerpo sin vida de la niña, y lo coloco debajo de un arbol blanco, sin ojas. Me fijo en que hay una pequeña flor malva, y se la coloco entre las manos. Vuelvo a la moto, subo a kenta y regresamos al viage.

    No me creo lo que acabo de hacer... me ha destrozado el corazon, el tener que quitar la vida a una niña inocente... Soy el culpable de que Xana ya no este entre nosotros... y el de dejar al pobre chaval sin parientes... Me estoy dando cuenta de que lo unico que se hacer, es matar...